Enfermedad De Graves

ATASíntomas

¿Qué es la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves, un tipo de hipertiroidismo, es debida a una actividad excesiva de toda la glándula tiroides. Se la denominó así en honor a Robert Graves, un médico Irlandés, quien fue el primero en describir esta forma de hipertiroidismo, hace aproximadamente 150 años.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Graves?

  • Hipertiroidismo
    Los síntomas de hipertiroidismo de la enfermedad de Graves con frecuencia son iguales a los causados por otros tipos de hipertiroidismo (véase el folleto de Hipertiroidismo).
  • Enfermedad de los ojos La enfermedad de Graves es el único tipo de hipertiroidismo que produce una inflamación de los tejidos que rodean a los ojos además de ojos que protruyen (llamado oftalmopatía). Se desconoce la causa de estos problemas. Aunque muchos pacientes con enfermedad de Graves tienen enrojecimiento e irritación de los ojos en algún momento, menos del 1% desarrolla suficiente inflamación de los tejidos oculares como para causar problemas serios o permanentes. Los pacientes que tienen síntomas oculares severos deberían visitar a un oftalmólogo. Los síntomas oculares generalmente comienzan 6 meses antes o después de que se hace el diagnóstico de enfermedad de Graves. Rara vez los problemas de los ojos ocurren mucho tiempo después de que la enfermedad ha sido tratada. Algunos pacientes con síntomas oculares nunca desarrollan hipertiroidismo. La severidad de los problemas oculares no esta relacionada con la severidad del hipertiroidismo. Algunos signos precoces de estos problemas pueden ser ojos rojos o inflamados u ojos que sobresalen debido a inflamación de los tejidos que se encuentran detrás del globo ocular. La visión disminuida o visión doble son problemas raros que generalmente ocurren más adelante. No se sabe el por qué, pero los problemas oculares son mucho más frecuentes en pacientes fumadores con Graves que en los no fumadores.
  • Enfermedad de la piel Rara vez los pacientes con enfermedad de Graves desarrollan un engrosamiento rojizo e irregular de la piel que cubre las piernas, conocido como mixedema pretibial. Esta condición de la piel, generalmente no es dolorosa y no es seria. Al igual que los problemas de los ojos en la enfermedad de Graves, los problemas de la piel no necesariamente comienzan en el momento preciso cuando empieza el hipertiroidismo. Su severidad no se relaciona con los niveles de hormona tiroidea. No se sabe el por qué este problema generalmente se limita a la parte inferior de las piernas o el por qué sucede en tan pocas personas.

Causas

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es iniciada por algún proceso en el sistema inmune del cuerpo, el cual normalmente nos protege contra invasores externos como las bacterias y los virus. El sistema inmune destruye invasores extraños con sustancias llamadas anticuerpos producidos por las células sanguíneas llamadas linfocitos. Muchas personas heredan un sistema inmune que puede producir problemas. Sus linfocitos producen anticuerpos contra sus propios tejidos, los cuales pueden estimularlos o causarles daño. En la enfermedad de Graves los anticuerpos se fijan a la superficie de las células tiroideas estimulándolas para que produzcan exceso de hormonas tiroideas. Esto trae como resultado una tiroides hiperactiva. Los médicos han sospechado por mucho tiempo que un estrés emocional severo, como la muerte de un ser querido, puede precipitar la enfermedad de Graves en algunos pacientes. El propio doctor Graves comentaba sobre eventos estresantes en la vida de los pacientes, los cuales sucedían varios meses antes del desarrollo del hipertiroidismo. Sin embargo, muchos pacientes con enfermedad de Graves no reportan ningún estrés en sus vidas.

Diagnostico

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Graves?

El diagnóstico de hipertiroidismo se hace en base a los hallazgos durante el examen fãsico y se confirma con pruebas de laboratorio que miden la cantidad de hormona tiroidea (tiroxina, o T4, y triyodotironina, o T3) y la hormona estimulante de la tiroides (TSH) en la sangre (Véase el folleto de Hipertiroidismo). Algunas veces su médico puede querer tomar unas imágenes radioactivas, o centellograma, de la tiroides para ver si toda la glándula tiroides está hiperactiva. Su médico también puede pedir una prueba de sangre para confirmar la presencia de anticuerpos estimuladores de la tiroides (TSAb) que causan la enfermedad de Graves, pero esta prueba generalmente no es necesaria.

Algunas señales que indican que el hipertiroidismo es causado por la enfermedad de Graves son la presencia de la enfermedad ocular (véase más arriba), una tiroides aumentada de tamaño, y una historia de otros miembros de la familia afectados por problemas tiroideos. Algunos familiares pueden haber sufrido de hipertiroidismo o de una tiroides hipoactiva; otros pueden haber encanecido prematuramente (comenzando a los 20 años). Del mismo modo, puede existir una historia de problemas auto-inmunes en la familia, incluyendo diabetes juvenil, anemia perniciosa (debido a falta de vitamina B12) o placas blancas no dolorosas en la piel, conocidas como vitíligo.

Tratamiento

¿Cómo se trata la enfermedad de Graves?

El tratamiento del hipertiroidismo está descrito con detalle en el folleto de hipertiroidismo. El tratamiento incluye drogas anti-tiroideas (metimazol [Tapazol®]) o propiltiouracilo [PTU®]), yodo radiactivo y cirugía. Aunque cada uno de estos tratamientos tiene sus ventajas y desventajas, la mayoría de los pacientes encontrarán un tratamiento que les resulte adecuado. El hipertiroidismo debido a la enfermedad de Graves es, en general, fácil de controlar y de tratar en forma segura, y el tratamiento casi siempre es exitoso.

¿Cuál será el resultado del tratamiento?

Sin importar como se controle su hipertiroidismo es probable que algún día usted desarrolle hipotiroidismo. El hipertiroidismo tiende a conducir al hipotiroidismo, probablemente debido a una inflamación de bajo grado de la tiroides. El hipotiroidismo ocurrirá más temprano si su tiroides ha sido dañada por yodo radiactivo o eliminada con una operación. El hipotiroidismo puede ocurrir aún si usted recibe tratamiento solamente con drogas antitiroideas. Debido a esta tendencia natural de progresar hacia el hipotiroidismo en algún momento después de que ha estado hipertiroideo, todo paciente que ha tenido hipertiroidismo debido a la enfermedad de Graves, deberá hacerse pruebas de sangre al menos una vez al año para medir la función tiroidea. Niveles bajos de hormona tiroidea estimulan a la glándula pituitaria a producir cantidades altas de la hormona estimuladora de la tiroides (TSH). Un nivel alto de TSH en la sangre es el indicador más sensible de hipotiroidismo, por lo que su examen anual de la tiroides deberá siempre incluir una prueba de TSH. Cuando se desarrolla el hipotiroidismo, una tableta de hormona tiroidea, tomada una vez al día puede tratar esta condición de manera eficaz y segura (véase el folleto de Hipotiroidismo).

Otros miembros familiares en riesgo

Como la enfermedad de Graves es una condición hereditaria, el examen de otros miembros de la familia puede descubrir otros individuos con problemas de tiroides.

PDF FileEnfermedad De Graves para guardar e imprimir (PDF File, 48KB)

PDF FileEnfermedad De Graves para guardar e imprimir (PDF File, 475KB)

Share


Comments are closed.